Con la designación de “pasos” se hace referencia a la representación de escenas de la “Pasión” y muerte de Nuestro Señor Jesucristo. La palabra paso proviene del latín, de la palabra passus, que significa: ‘escena, sufrimiento’.

En la actualidad son cuatro los “pasos” que se alumbran por la Cofradía en los días de Semana Santa.

Salvo en la “Procesión General de la Sagrada Pasión del Salvador” que se celebra en la ciudad en la tarde del Viernes Santo, la Cofradía porta sus imágenes en andas, a hombros de los hermanos (quienes desempeñan ésta tarea reciben el nombre de “comisarios” y están sujetos, dentro de la Regla, a un régimen especial de obligaciones).

Nuestra Señora de las Angustias

La Imagen de la Virgen de las Angustias es obra de Juan de Juni. Aunque en el Archivo de la Penitencial no obran los justificantes del encargo - como ocurre con otros "pasos" - resulta fuera de duda su autoría bien por las manifestaciones efectuadas por Juni en su testamento, como por la data que supone el grabado de Juan de Roelas. Precisamente por ello no puede precisarse su fecha de realización que los estudiosos señalan pudo ser entre 1.550 y 1.564. Representa a la Virgen como una mujer de edad madura y magistralmente expresa la imagen del dolor, hasta el punto de que se ha forjado la leyenda de que el imaginero se inspiró en la agonía de una de sus hijas para modelar el rostro de la "Señora". Popularmente se la conoció como "La Virgen de los Cuchillos" con referencia a los siete puñales de plata que sostenía entre su mano derecha. Como consecuencia de la profunda restauración a la que fue sometida en 1.970 y después de un profundo debate en el seno de la hermandad, la imagen luce despojada de éstos atributos que se han hecho colocar en un lugar destacado tanto en el Camarín como en las andas del paso procesional. La Virgen de las Angustias ha contado siempre con el cariño, devoción y veneración del pueblo de Valladolid. * Las celebraciones de la Semana Santa de Valladolid siempre cuentan como punto central las multitudinarias "Salves" populares que en honor de "la Madre" congregan a los vallisoletanos los días de Martes y Viernes Santo en el portal de su casa. Con motivo de esta devoción por Nuestra Señora se presentó ante el arzobispado de Valladolid la petición de Su Coronación Canónica secundada por miles de firmas de devotos vallisoletanos y foráneos. La Coronación Canónica tuvo lugar en la S.I. Catedral Metropolitana el día 3 de octubre de 2009, en ceremonia dirigida por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Don Braulio Rodríguez Plaza. *Sobre rogativas y salidas extraordinarias de la Imagen consultar el artículo de Alejandro Carrión en el Anuario de la Cofradía nº 40, año 2.001

Cristo de los Carboneros

El paso está constituido por una imagen de Cristo crucificado que como consecuencia de la especial atención que recibió por parte de quienes lo portaban en procesión - reclutados en gremio de los "mozos del carbón" - viene siendo conocida desde principios del siglo XIX con el sobrenombre de "Cristo de los Carboneros". El autor de ésta talla es Francisco de Rincón, de cuya gubia salieron los relieves del Altar Mayor de la Iglesia Penitencial, así como las esculturas que adornan su fachada. La fecha de realización se señala en torno a 1.602. Tras un largo periodo de no ser alumbrado este "paso" en procesión y después de haberlo sido por la "Cofradía de la Preciosísima Sangre de Ntro. Sr. Jesucristo", desde 1.957 hasta 1.992 fue la única imagen de la "Procesión de Sacrificio y Penitencia" que convoca la Cofradía en la madrugada del Viernes Santo. Ahora "Procesión de Regla de la Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias. Sacrificio y Penitencia".

Santo Cristo Yacente

Se trata de una talla anónima de una gran calidad surgida, con toda probabilidad, de un seguidor de la escuela de Gregorio Fernández. Siempre ha tenido una gran devoción en la Iglesia siendo objeto de un fervoroso besapié durante la tarde del Viernes Santo y la mañana del Sábado Santo. En el año 2000, la Cofradía restauró íntegramente ésta pieza como consecuencia de su programa de recuperación y protección de patrimonio artístico, consolidando y restaurando la urna donde se coloca la imagen para las salidas procesionales. Esta pieza fue central en la Exposición sobre "LA COFRADÍA DE LAS ANGUSTIAS EN LA VIDA DE LA CIUDAD DE VALLADOLID" celebrada en el marco del IV Centenario de la concesión a Valladolid del título de ciudad en 1995 y en las Exposición de Imágenes de Cristo yacente en la primavera del año 2000. Desde 1992 la Cofradía ha recuperado este paso incorporándolo a la "Procesión de Regla de la Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias. Sacrificio y Penitencia", la Madrugada del Viernes Santo

Descendimiento

Este magistral grupo escultórico debido a Gregorio Fernández, se ejecutó por encargo de la Cofradía al "genial" maestro imaginero entre 1.615 y 1.617 con el objeto de sustituir un viejo "paso" de "papelón" conocido como "Longinos" y recibió el nombre de "Descendimiento", como así resulta de los libros de nuestra Hermandad con referencia a las plantas procesionales de las celebradas durante el siglo XVII. Consta de seis imágenes: Las centrales son María y su Hijo muerto sobre el regazo y acompañan las figuras del buen y del mal ladrón, María Magdalena y San Juan, Discípulo predilecto a quien Cristo había encomendado pocos minutos antes, desde la Cruz a su Madre. Las figuras del paso estaban depositadas durante el año en la Capilla lateral del Templo, salvo las de San Juan y María Magdalena que orlaban la Imagen de la Soledad titular en la Capilla construida en 1.700. Cuando en 1.992 el Museo Nacional de Escultura, actual depositario de las Imágenes auspició, bajo el lema del "PASO DE LA SEXTA ANGUSTIA" el montaje de las figuras sobre una plataforma procesional, con la colaboración activa de ésta Ilustre Cofradía Penitencial, surgió en el seno de la hermandad el afán de poder volver a alumbrarlo algún día en las calles del Valladolid para el que fue hecho. Hoy en día, y en la "Procesión de Regla de la Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias. Sacrificio y Penitencia", sale el llamado Paso Nuevo que está formado por San Juan y la Magdalena al pie de la Cruz de Nuestro Señor. En los últimos años, y gracias a la cesión de los ladrones pertenecientes a la Cofradía de las Siete Palabras, que son copias de los originales, el paso se ha podido contemplar formado por San Juan, La Magdalena, Dimas y Gestas.

Virgen de la Encarnación

La Regla de 1.569 obliga a los cofrades a festejar a Ntra. Sra. de Marzo y hacer en dicho día una procesión desde el Convento de San Pablo al de San Benito y desde éste de nuevo a San Pablo, en la cual se porten las insignias de la Cofradía y asistan todos sus cofrades y sean vestidas doce niñas y un niño que han de asistir a ella. En la actualidad esta Procesión se lleva a cabo el segundo domingo de Mayo. Los Cofrades asisten con traje y corbata. Nos acompañan, en esta procesión, grupos regionales de paloteo. De la talla "de vestir" que la Cofradía venera en esta fiesta poco se conoce, aunque de los documentos y crónicas puede pensarse que fue esculpida en el siglo XVI.